NewsTaco

June 1st, 2011
“The Hangover II,” Black Humor Is In Style

[Editor’s Note: To read in English, translate this page with Google Chrome.]

Es oficial, desde mi perspectiva, el humor negro esta de moda.

Entre más negro y más cruel, más efectivo. Ese el caso de la película “Hangover II”  que acaba de estrenarse y ya recaudó más de $30 millones de dólares. Así que independientemente de lo que yo escriba aquí la última palabra la tiene el público que esta ansioso por ver de nueva cuenta a quienes se convirtieron en sus amigos y cómplices desde lo que sucedió en Las Vegas:  Stu (Ed Helms), Phil (Bradley Cooper), Alan (Zach Galifiankis) y Doug (Justin Bartha). La fórmula de este estilo de comedia ya esta comprobado; deja a los espectadores satisfechos, y a la taquilla aún más.

Por eso el director de esta cinta Todd Phillips se convierte junto a otros directores como los Hermanos Farrelly y Judd Apatow, en los precursores del sarcasmo, los peligrosos tontos con iniciativa, los amigos del mismo sexo a quienes los unen experiencias absurdas pero jocosas que algunas veces podrían llegar a ser grotescas y hasta ofensivas. Eso realmente depende del criterio del espectador.

La trama es muy parecida a la primera, pero eso fue lo que menos me incomodo, estaba demasiado ocupada con mis carcajadas con las puntadas de Alan (Galifiankis ) y del mono;  y por otro lado, estaba tratado de digerir algunas escenas que me parecieron bastante pesadas. Era obvio que había que sacar una secuela que superara en todos los sentidos a la primera; así que entre más sucia y más oscura, mucho mejor. Este el concepto de la nueva comedia americana y ya lo sabemos. Así que bajo esa premisa, sí,  satisface las expectativas, mucho más ahora, que al público le agrada reír a carcajadas del mal ajeno, aclaro, en las películas.

Es importante que los padres estén conscientes que aunque es una comedia, no es apta para adolescentes. Las bromas y la trama giran en torno a las drogas, el alcohol y el sexo. En esta ocasión Stu (Ed Helms) esta comprometido y su boda será en Tailandia; pero para evitar eventualidades decide realizar su despedida de soltero en un lugar seguro y público, un IHOP, pero lo más importante no invita a Alan (Galifiankis). Phil (Cooper) y Doug (Bartha) le cuentan a Stu sobre lo deprimido que esta Alan por el desaire y finalmente lo persuaden para que vaya a la boda. Aclarada la diferencia y haciendo prometer a Alan que guardara compostura (si como no) la pandilla viaja a Tailandia acompañados por el cuñadito de Stu, un jovencito súper inteligente y bien portado.

Todo transcurre con aparente calma. Al llegar al paradisiaco y exótico lugar nos queda claro que Stu esta totalmente enamorado, pero que la familia de su prometida no lo acepta. Sin embargo, la boda esta por consumarse, todo bajo control.  Orson Wells decía, “si quieres un final feliz, todo depende, por supuesto, de donde pares de contar tu historia”. Así que si “Hangover II” terminará aquí todo sería felicidad. Pero no, lo que esperamos desesperadamente es que llegue la complicación, y lo que comienza como un inofensivo brindis  entre amigos es lo que desata  tremendo lío, gracias a la “inocente” y “bien intencionada ayuda” de Alan (Galifiankis) que utilizando sustancias tóxicas desconocidas (ni cuenta te das y mucho menos ellos de  en que momento las ingieren) los transporta a un espacio de tiempo de tremendo reventón inconsciente que los hace despertar crudisimos, con amnesia, en un hotel de mala muerte, con piezas de un rompecabezas incomprensible, consecuencias mucho mas serias y hasta desgastaste.

Sí, me reí mucho con los diálogos, pero confieso que las emociones fueron encontradas, ya que la trama me tenía bastante inquieta, sobre todo cuando se desconoce el paradero del cuñado de Stu (que culpa tiene la criatura) que desaparece en la travesía. De buenas a primeras se ven envueltos en una red internacional de narcotráfico que le da un toque de trama policíaca sin perder, ni un segundo,  la comicidad. Eso me pareció interesante. La incorporación del mono como un co-protagonista, también la creo atinada. Verlo actuar casi como humano te impresiona.

Las actuaciones de Helms y Cooper son convincentes, pero definitivamente el personaje de mayor reto fue el interpretado por Galifiankis, con esa extraña e  inocente maldad que te hace rabiar por su tonterías, pero terminas solidarizandote porque el pobre lo que hace es con “buena intención” hasta arruinar vidas. A esto me refiero cuando menciono a los tontos con iniciativa. El mono me encantó y resulta que hasta fuma, pero si leen el post anterior se darán cuenta de algunos trucos a los que recurrieron para hacer que este animalito actor interpretara a tan intrépido personaje.  Considero que el hecho de que estos adultos en sus medianos 30’s se destrampen y saquen su otro yo sin ningún inhibición durante ese episodio de tiempo en el que el alcohol y las drogas toman control de su vida, es quizá el atractivo principal de la cinta. Pareciera que lo que no se atreve a vivir, o lo que no se cuenta, es lo que se vive o se revive en “Hangover II”.

¿Lograra Stu su felicidad con la mujer amada y con un tatuaje que le ocupa medio rostro y que le recordara de por vida una noche salvaje que en realidad no recuerda? Creo que primero tiene que encontrar a su cuñado y entregarlo a sus suegros sano y salvo. Les comento que en el transcurso de la película se van lanzando pistas para que puedas conceptualizar tu propia imagen mental de lo sucedido en ese “lapsus brutus”.

Pero si no quieres más complicaciones, ni resolver los misterios, y solo quieres disfrutar de las disparatadas escenas de esta comedia que definitivamente te hará reír, espera al final cuando se presentan los créditos que con un slideshow de fotografías que se tomaron con el celular de alguno de los involucrados en la aventura se descubre el misterio. Menos mal que es una película. Le doy tres palomitas. Pero como les mencione al principio, independientemente de mi punto de vista, les sugiero que vayan a verla para que no les cuenten,  que les aseguro será la plática de sobremesa regresando de este fin de semana largo.

Teresa Garza runs the blog Checa LA Movie, follow her on Twitter @teresagarza

One thought on ““The Hangover II,” Black Humor Is In Style

Leave a Reply